Avisar de contenido inadecuado

Razones por la que el iPhone se impondrá al Android

{
}

Estamos viviendo una época clave en la definición del futuro de los dispositivos móviles, similar a lo que ocurrió hace ya más de veinte años con la lucha entre la lucha entre Mac's y PC's. Pero esta vez parece que será Apple la que se va a llevar el gato al agua.

El gran competidor que se vislumbra, aunque está todavía por llegar, es Android, el sistema operativo de Google para dispositivos móviles en código abierto. No nos podemos olvidar de las Blackberrys, aunque es arena de otro costal. Pero de lo que creo que si que nos podremos olvidar será de Windows Mobile, en el próximo año da la impresión que pueden perder mucha cuota de mercado.

Adroid tiene muchos puntos a favor: detrás está Google, una gran empresa que cuenta con la simpatía de la comunidad, será publicado en código abierto y supondrá una alternativa real a Windows Mobile, algo que muchos fabricantes de móviles llevan esperando desde hace mucho.

Sin embargo, comparado con el iPhone, tiene también muchas desventajas:

  1. Hace unos días conocíamos la noticia de que su salida se retrasaría a finales de este año. Eso supone dar al iPhone una ventaja de casi 6 meses que pueden ser claves.
  2. ¿Alguien lo ha visto funcionar de verdad? La respuesta es no. Hemos visto algún vídeo de las aplicaciones y son realmente prometedoras, pero ¿en qué terminales? El iPhone, desde el día de su presentación hace ya año y medio, mostró su funcionamiento y todo el potencial de su interfaz.
  3. Y más importante para mí. ¿Cómo va a interactuar el sistema operativo con el caos que es el catálogo de teléfonos actuales? Los desarrolladores de aplicaciones de Android tendrán que lidiar con las diferencias entre los distintos terminales, por ejemplo: pantallas de diferentes resoluciones en algunos casos táctiles y en otros no, diferentes configuraciones de botones, en algunos teclados qwerty, en algunos numéricos y en otros una versión mixta (como la Blackberry Pearl), ruedas, pequeños joysticks y otro tipo de controles, teléfonos de tapa y teléfonos normales, unos con gps y otros sin él, unso con bluetooth y otros sin él, unos con wifi y otros... no, unos podrán grabar vídeo y otros no...

La única posible solución es que los fabricantes llegasen a algún tipo de consenso sobre las características comunes que tendrían sus teléfonos (ay que me parto) o, lo que seguramente termine pasando, que las aplicaciones más avanzadas tendrán una versión para algunos modelos de teléfono y otra para otros. O simplemente solo estarán disponibles para unos.

Comparad este guirigai con la situación del iPhone: un solo SDK, un solo sitio donde se publican las aplicaciones que funcionan tanto para el iPhone como para el iPod Touch y además el usuario no tendrá que preocuparse de complicados procesos de instalación y el desarrollador sabe perfectamente como diseñar la interfaz de usuario por que será siempre la misma para todos.

Si esta vez Apple no se lleva el gato al agua Steve y los suyos se merecerían una buena colleja.

Android vs iPhone

{
}
{
}

Los comentarios para este blog están cerrados.